Noticias

Juez otorga la primera suspensión contra el padrón de telefonía móvil

Marco Antonio Corso Ross

Un juez federal otorgó la primera suspensión provisional contra el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Panaut) porque la entrega de datos personales y biométricos puede no ser idónea en la investigación y persecución de delitos.

De acuerdo con la resolución de Juan Pablo Gómez Fierro, Juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, a pesar de que la finalidad del Panaut es crear una base de datos con información de las personas titulares de una línea telefónica para intercambiarla con autoridades de seguridad y justicia en asuntos relacionados con delitos, la entrega de datos personales y biométricos para registrar una línea no es la idónea ni proporcional.

Esto porque no existe una relación directa o causal entre la existencia de ese padrón y una mejor indagatoria y persecución de delitos.

“La concesión de la suspensión no provocaría que las autoridades competentes en materia de seguridad y justicia se vean obstaculizadas para desempeñar sus funciones dentro del marco constitucional y legal vigente.

“Lo anterior, ya que aun sin la existencia del Panaut, el artículo 303 del Código Nacional de Procedimientos Penales establece facultades para que dichas autoridades puedan solicitar a los concesionarios de telecomunicaciones (i) la localización geográfica en tiempo real de los equipos de comunicación móvil asociados a una línea que se encuentra relacionada con los hechos que se investigan; y (ii) la entrega de datos conservados”, indicó el juez.

La decisión judicial sólo beneficia a Óscar González Abundis, quien promovió el amparo contra el artículo 180 quáter de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión del decreto publicado el viernes pasado.

“Este Juez de Distrito concluye que la norma general reclamada, al establecer a los usuarios de una línea telefónica móvil datos personales e, incluso, biométricos (como son huellas digitales, el iris, el rostro o la retina), constituye una norma susceptible de suspenderse, ya que obliga a los particulares a que actúen en determinado sentido”, determinó el impartidor de justicia.

La medida puede ser impugnada por el Congreso de la Unión y el Poder Ejecutivo.

Gómez Fierro es el juez que frenó la reforma eléctrica, al igual que Rodrigo de la Peza López Figueroa, juez primero especializado en la materia, que son los únicos dos juzgadores que pueden conocer de estos amparos.

Por: Marco Antonio Corso Ross

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba